La terapia craneosacral y sus beneficios

creaneosacral
Ejemplo de terapia craneosacral. Foto: Terapia craneosacral Mérida.

 

Y tú, ¿has escuchado hablar de la terapia craneosacral?

A comparación de otro tipo de terapias, la terapia craneosacral se diferencia mucho en el tacto. En Sí Podemos ya hemos probado esta terapia y la recomendamos ampliamente. Pero, ¿qué es exactamente?

Entrevistamos a Jorge Brito López, quien brinda este servicio en Mérida, Yucatán y nos platicó del trabajo que realiza.

“La terapia craneosacral trabaja físicamente sobre el tejido conjuntivo y los nervios. Lo que hace es relajar al cuerpo tanto de forma muscular como las energías conjuntivas. Puede que haya una lesión o restricción de ese tejido que afecta a los nervios, a los músculos, vísceras, es como una restricción de movimiento de ese tejido que afecta  a los nervios,  a los músculos a las vísceras…con este tipo de terapia podemos trabajar en los 3 niveles: la estructural, el manejo de los músculos y articulaciones, como los hueseros;  una rama visceral, que es la manipulación de los intestinos y otra que es la cráneo sacral, el tratamiento del cráneo”.

Los beneficios

Jorge explica que la terapia craneosacral no es fuerte.  Es de “un tacto muy suave, no debe ser mayor a 5 gramos, que es lo que pesa una moneda de dos pesos. El trabajo se da a diferentes niveles, todo es físico, todo tiene bases físicas, científicas…es una terapia muy suave que trabaja principalmente con el sistema nervioso que ayuda a liberar las tensiones del cuerpo y eso ayuda a que se regulen todos los ciclos naturales, el ciclo hormonal, el ciclo del sueño, el movimiento intestinal. En el trabajo, si estás muy alterado, baja el estrés para que puedas tomar mejores decisiones, todo el sistema físico y mental se relaja y así nos ayuda a descansar mejor”.

Una relación cuerpo-mente

Aclara sobre qué trabaja en la terapia craneosacral, que va más allá de un masaje o terapia común. Trata “los problemas que son físicos, pero que los médicos no pueden tratar, porque es una relación cuerpo-mente. Trabajamos físicamente con el sistema nervioso y logramos que este se relaje y de esta manera apoyamos al cuerpo en su  equilibrio. Entonces, relajamos la mente y al cuerpo le quitamos estas restricciones para que trabaje mejor,  trabajamos esos dolores que muchas veces la gente no sabe que es o que los dolores que los médicos les dicen que es ‘normal’, ayudamos a liberar esos síntomas en el cuerpo a través de esta relación del cuerpo y la mente”.

Así mismo, señala que no hay un número mínimo o máximo de sesiones, pues esto depende de cada paciente.“No existe un número específico para trabajar, sino que depende mucho de la persona. La terapia lo que hace es ayudar a que se regule el cuerpo. Se dice que ayudamos a que despierte la capacidad regeneradora del cuerpo. Entonces, no podemos decir que para tal paciente es tantas sesiones. Hay ciertos protocolos. Se recomienda  una vez a la semana. La mejoría tiene cierto tiempo. Luego, cuando vimos que ya bajó esa mejoría, podemos volver a dar la terapia”.

Sin embargo, la terapia se recomienda retomarla cierto tiempo para regenerar al cuerpo y la mente. “Hay casos de gente que está muy estresada. Muchas veces con una sola sesión están bien. Existen pacientes que vuelven al estrés de la vida diaria, al mes, pacientes que les mejora el ciclo menstrual o en el primer momento, una vez cada 15 días o cada semana, luego ven cómo sigue avanzando. No es una fórmula en específico, aunque hay ciertos protocolos”, señala Brito López, quien también es psicólogo y da terapias clínicas.

“Todo el diagnostico que se realiza con las manos, entonces es muy subjetivo. Es una sensación, es decir detectamos que el sistema está así de alterado o así de tranquilo, logramos hacer este trabajo. La mejoría, tú la decides dependido del número de sesiones. A veces si se recomienda un cierto número cuando el sistema está irritado de alguna manera o si ves que ya se tranquilizó, con una sesión”, abunda el terapeuta con estudios en neuropsicología .

 

El terapeuta

Además de explicarnos la relación cuerpo-mente con la terapia craneosacral, Jorge, quien lleva más de un año de experiencia, nos contó cómo se acercó a esta terapia, la cual complementó con los estudios que realizaba en ese momento.

“Inicialmente estaba aprendiendo osteopatía, que es una rama, o una carrera cercana a la quiropráctica. En Estados Unidos hay Doctor en Ostepatía, que es casi una carrera como lo es ser médico aquí”, señala.

La Osteopatía maneja  3 ramas y cuando empezaba a estudiar llegaron al punto de lo craneosacral. Jorge Brito explica cómo surgió su interés, que se relacionaba con la Maestría en Neuropsicología Clínica en la UNAM. “Lo conocí, me pareció muy interesante la forma de trabajo porque esmuy suave y el tratamiento del cráneo…Yo soy neuropsicólogo. Entonces, la idea de manipular físicamente algo del sistema nervioso, del cerebro, era algo bastante interesante. Cómo hacer este cambio de solo puedes trabajar a través de actividades a puedes influir a través del tacto”.

Una experiencia familiar le hizo involucrarse más en esta rama disciplina.  “La primera vez que entendí el ritmo, era otra cosa. Cuando quería sentir el ritmo, no lo podía sentir y cuando quería hacer la voluntad de mover, sentí más y eso fue lo que me motivó más, además mi mamá tiene una lesión de columna, y con el doctor con el que yo estaba aprendiendo le ayudó mucho, tanto estructural como cráneosacral.  Entonces le ayudaba y mejoraba mucho, fue que nació mi interés. Al ver que era algo  muy suave, haberlo sentido con las manos y al ver la experiencia que tienen trabajando con los pacientes, fue que me interesó”.

Personas pueden recibir terapia craneosacral

“Se recomienda casi para todo.Casi para cualquier padecimiento porque como ayuda a regular el equilibro natural del cuerpo, mejora todos los niveles”, menciona Jorge.

Contrario a lo que pudiera pensarse, casi cualquier persona puede tomarla. “Las contraindicaciones son nada más con pacientes que han tenido embolias o algún derrame cerebral en un periodo de tres meses, es un periodo ya no crítico, pero que todavía hay espacio en el que podrían haber problemas. El sistema todavía está relativamente irritable, pero personas que tienen Alzheimer, Parkinson, déficit de atención, estrés. A la persona que está muy estresada le sirve de mucho esta terapia porque baja el nivel de estrés y ayuda a que el cuerpo se relaje. Hace poco trabajé con una persona que tuvo parálisis facial y dice que le ha ayudado mucho. De alguna manera también ayuda a bajar de peso, porque logra que todos los ciclos se regulen, por lo tanto, hay menor ansiedad… trastornos de dolor crónico, fibromalgia”, expone.

Para mayor información sobre esta terapia, pueden contactar la Terapia Craneosacral en Facebook: https://www.facebook.com/craneosacralmid/  o en la página www.craneosacralmid.com

Síguenos en nuestras redes sociales:

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*